11 julio 2012

Fin de semana inolvidable


Casi nunca celebro mi cumpleaños, las veces que lo he hecho han sido mas que especiales, unas veces de sorpresa, otras planeadas y otras espontaneas. Esta vez tuve el mejor regalo de cumpleaños salir de la cotidianidad de la ciudad a un ambiente tranquilo, relajado y romántico.

No solo disfrute de muy buena comida, excelente hospitalidad, hermosas vistas, piscina y una sonrisa de cada uno de los empleados del hotel, sino que también tuve la mejor compañía que podía tener.

Habitación decorada con rosas y velas fue lo que marco el principio, mucho espacio y buena temperatura, luego una cena romántica al lado de la piscina con un ambiente romántico, luces bajas, velones alrededor y dentro de la piscina, pétalos de rosas en la piscina. La comida para chuparse los dedos, sus ojos y su hermosura para morirse amor.

Se que ese fin de semana lo recordare por el resto de mi vida, gracias a mi hermosa Clau.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada